Otras poblaciones

Descubre Peñíscola en un fin de semana


Peñíscola es una localidad de la Comunidad Valenciana situada al norte de Castellón. Su atractivo reside en la oferta cultural, deportiva y gastronómica que ofrece, aunque últimamente se ha hecho conocida por ser “plató de rodaje” de la popular serie Juego de Tronos.

Si decides visitarla, debes tener en cuenta su clima. Un clima agradable en cualquier estación del año lo cual permite disfrutar de la ciudad: tanto de la playa como de la montaña.

A orillas del mar Mediterráneo se encuentra el peñón donde se sitúa el casco antiguo de la localidad, presidido por el conocido Castillo del Papa Luna el cual cuenta la historia de la ciudad. Hay que dejarse transportar en el tiempo mientras se contempla  sus murallas, el parque de la artillería o las tres entradas a la fortaleza. Un monumento declarado de interés Histórico-Artístico desde 1931.

Las playas que te ofrece son de una calidad inmejorable, puedes elegir entre playas más amplias y populares como son la Playa del Norte y la Playa del Sur, las cuales cuentan con todos los servicios básicos. O, por el contrario, si buscas tranquilidad puedes decantarte por calas más íntimas como son la Cala del Moro o la Cala Badún. Sea cual sea tu elección, siempre acertarás pues la calidad de las aguas y la arena blanca son de lo mejor que encontrarás por la zona de Castellón.

En lado opuesto se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Irta. El bien más preciado de la ciudad donde disfrutar de la flora y fauna autóctona, además de multitud de rutas senderistas y acantilados. Las vistas desde cualquier mirador o pico de la sierra son únicas y alcanzan el horizonte infinito del mar Mediterráneo.

La situación estratégica donde se encuentra la ciudad: mar y montaña, hace de Peñíscola una población rica y variada en cuanto a su gastronomía. Podrás probar el producto estrella con denominación de origen: las cañadillas en su plato principal “caragols punxets”, el famoso “all y pebre” de rape o las mejores frutas, verduras y hortalizas de la zona como son las alcachofas o las habas. En cuanto al dulce, tienes la obligación de probar “els flaons de Peñíscola” o “els pastissets de carabassa” que tienen como ingrediente principal: la miel, los frutos secos, el requesón o la calabaza. Todo un contraste de sabores para el paladar.

No podemos dejar de mencionar las fiestas patronales, que se dan en honor a la Virgen de la Ermitana y comienzan el 7 de septiembre. Encontraremos actividades de todo tipo: ofrendas a la virgen, desfile de Moros y Cristianos, danzas tradicionales… todo esto amenizado con fuegos artificiales, verbenas, conciertos y concursos. En honor a su patrón San Roque, las fiestas se centran en el mes de agosto.  Pero si tienes pensado ir en las próximas semanas, Peñíscola celebra la festividad de Sant Antoni en enero y carnavales en el mes de febrero (aquí te dejamos la agenda cultural http://www.peniscola.org/ver/7493/Sant-Antoni-2016.html).

Para muchos, Peñíscola es de los pueblos con más encanto de la Comunidad Valencia (http://www.skyscanner.es/noticias/los-15-lugares-mas-bonitos-de-la-comunidad-valenciana) por todo lo mencionado y porque se presta a disfrutar tanto en solitario como en pareja o familia.

Te dejamos este enlace que seguro que te despierta  el gusanillo y las ganas de visitar este pueblo costero (https://www.youtube.com/watch?v=JnYvfs-4Gao).

Y no olvides, Singular Stays te ofrece el mejor alojamiento para que disfrutes de tan particular paisaje.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *