Mercados de Valencia

LOS JUEVES DE MERCADO: EL MERCADO DE ABASTOS, EL EDIFICIO MÁS SINGULAR


El mercado de Abastos es el único mercado de Valencia que no lo es. Y no lo es porque en él no se vende nada ni hay establecimientos de alimentación como en el resto de mercados. Sin embargo ha mantenido su carácter y el nombre de ‘mercado’ tal vez porque se trata de un edificio singular de Valencia. El Mercado de Abastos como tal se construyó en pleno siglo XX, en los años 40, pero su ubicación estaba en la calle Guillén de Castro, detrás de la Iglesia de San Agustín.

Pero el Mercado de Abastos no perduró en esta ubicación, en el centro de la ciudad. Años después se trasladó entre las calles de Alberique y Buen Orden. Fue allí donde se creó el edificio que hoy conocemos como Mercado de Abastos, un enorme complejo que revolucionó la Valencia de hace medio siglo. Sin embargo, y a medida que el entorno fue creciendo y se fue urbanizando, se pensó en trasladar el Mercado (que movía un gran volumen de productos) a un lugar menos habitado y que es la actual MercaValencia.

 

fuente: postales de Valencia
fuente: postales de Valencia

 

Fue entonces cuando Abastos se convirtió en lo que lo conocemos hoy, un complejo, que ha tenido multitud de usos. Ha albergado dependencias policiales, administrativas e incluso servicios de inspección veterinaria, estancos o cafeterías. En la actualidad el edificio ha sido transformado en instituto y está pendiente su adaptación a otros usos. En su interior, además alberga una magnífica biblioteca, que tiene más de 25.000 libros y un complejo deportivo. Podéis ver todas las actividades que realizan en su página web.

 

fuente: vtim.es
fuente: vtim.es

 

A pesar de tanto cambio de ubicación y de usos, los vecinos de Valencia siguen conociendo este edificio tan emblemático, que tiene una superficie total de 23.800 metros, como Mercado de Abastos. El edificio en sí es una joya arquitectónica que ocupa dos manzanas completas y que fue considerado en su época como uno de los mejores de Europa. Fue impulsado por el alcalde de la ciudad de la época, el Barón de Cárcer. Se trata sin duda de una maravilla arquitectónica que se ha preservado con el paso del tiempo. Desde SingularStays os recomendamos que si os alojáis en uno de nuestros céntricos apartamentos turísticos, os deis una vuelta por el Mercado de Abastos. ¡Os sorprenderá!

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *