Otras poblaciones

PEÑíSCOLA: EL DESTINO MÁS ROMÁNTICO


Sin duda, Peñíscola es uno de los lugares más románticos de la Comunidad Valenciana. Sus cristalinas aguas, sus playas infinitas y su casco antiguo que tiene un encanto de otra época hacen de Peñíscola una de las mejores opciones para pasar un fin de semana perfecto en pareja. Una escapada para dos en este pueblo de la provincia de Castellón es la mejor opción para salir de la rutina y pasar unos días de ensueño.

 

fuente:turismo Peñiscola
fuente:turismo Peñiscola

 

Peñíscola os encantará por sus playas y por sus calas, de aguas tranquilas y cálidas. La playa Norte es la más próxima al casco antiguo de la ciudad y os enamorará porque es una delicia bañarse en el mar o pasear por su orilla con las maravillosas vistas de esta ciudad amurallada.

Pero en Peñíscola también encontraréis otras playas más escondidas y más íntimas como Playa Torrenova, posiblemente una de las de más difícil acceso. En ella encontraréis la calma y la tranquilidad si viajáis a Peñíscola de escapada romántica. También en la Playa Basseta, la de las Viudas o en la Cala Badúm, ubicada en el Parque Natural de la Sierra de Irta y donde el sonido de la solas es lo único que los visitantes pueden escuchar.

 

 

fuente:panoramio.com
fuente:panoramio.com

 

Peñíscola también invita a pasear por su casco antiguo, por sus calles empedradas. Recorrer este pueblo es un auténtico placer para los sentidos. Sus casas con balcones repletos de flores, sus tiendas de productos típicos de la zona… Peñíscola os atrapará al instante…

 

fuente:ayuntamiento de peñascosa
fuente:ayuntamiento de peñascosa

 

En Peñíscola, una de las tres ciudades pontificias junto a Roma y Avignón, se respira cultura e historia por los cuatro costados. El Castillo del Papa Luna es una visita obligada, pero también el Bufador, el Museo del Mar, La Casa de las Pechinas….Y después, un buen plan si estáis en Peñíscola de escapada romántica, es ver su atardecer, que es, posiblemente uno de los más bellos de la Comunidad Valenciana.

 

fuente: turismo Castellón
fuente: turismo Castellón

 

La gastronomía de Peñíscola es otro de sus grandes alicientes. Además, el invierno es una de las mejores épocas para disfrutar de la comida típica de la zona. Un plan perfecto puede ser acudir al puerto, sobre las 17.00 de la tarde y ver cómo  llegan los barcos a puerto y como descargan la pesca del día. Podéis abrir boca para la noche y cenar en uno de sus restaurantes. Os recomendamos elegir uno tranquilo y romántico con vistas al mar.

 

fuente: restaurante-portera
fuente: restaurante-portera

 

El ‘all i pebre de rape, el ‘suquet’ de pescado, los mariscos o los ‘caragols punxents’ con denominación de origen de Peñíscola son algunos de sus platos más significativos, siempre, como veis, inspirados en el mar. No podéis iros de Peñíscola sin probar además la famosa infusión medieval, que, según cuenta la leyenda, repuso del intento de envenenamiento al Papa Luna en 1418.

Pero Peñíscola es mucho más… Una ciudad llena de vida, de cultura y eventos. A lo largo del año, podréis disfrutar de conciertos de música, orquestas Sinfónicas, obras de Teatro, festivales, cine, exposiciones…. Desde Singular Stays os recomendamos que elijáis Peñíscola para una escapa romántica y os alojéis en uno de nuestros apartamentos como Perla III o el Moro ubicados en esta ciudad ¡Seguro que volvéis con ganas de más!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *